Carta de un pensionista

-W-170808-vaciones-puenting-puente-cinco-autonomo-salto-cuerda-cuello

 Señora ministra:
 

En primer lugar, deseo agradecerle la atención que presta a los pensionistas de este país al remitirles, todos los años en el mes de enero, su amable carta que les anuncia la revalorización de su pensión.

Como podrá imaginar, soy pensionista, ahora con 63 años, y he recibido mi ejemplar de su carta hace pocos días, debidamente acompañada del desglose de mi pensión mensual, una vez revalorizada. Tras más de 40 años cotizados, o sea toda una vida trabajando, no puedo decir que esté cobrando una mala pensión, francamente no lo es, aunque ésta haya resultado guillotinada en un 24% (6% x 4) por la simple razón de haber tenido que acogerme a una jubilación a los 61 años, o sea cuatro antes de los 65, en parte por el hecho evidente de no hallar trabajo a esta edad, y porque o dejaba de cobrar una mísera ayuda familiar mensual o empezaba definitivamente a cobrar una pensión, digamos, decapitada en una cuarta parte, ni más ni menos.

 

Dicho lo anterior para que me pueda situar, en su carta, me anunciaba usted que la revalorización de mi pensión, que es este año del 0,25%, me va a suponer 5,27 euros mensuales, una cantidad realmente considerable, que quedará en un neto de 3,71 euros una vez descontadas las retenciones del IRPF. Sí, 3,71 euros.

Comprenderá que, siendo consciente de lo que representa mi pensión, y sin entrar a valorar si es justa o no lo es, mi empatía me hace pensar en los muchos pensionistas que hay en este país, y a los que esa revalorización les supondrá poco más de 1 euro al mes. Pero lo que más me indigna es que se permita comentar en el Parlamento que la revalorización de las pensiones no es la sola ventaja que tienen los pensionistas en su bienestar. Y tiene usted razón, me acabo de dar cuenta de esa afirmación al recibir hoy mi factura de consumo eléctrico correspondiente a los meses de diciembre y enero, y cuya diferencia con la del mismo periodo del año anterior es +34,07%. Sí, casi el importe que me supondrá la revalorización de mi pensión en el año 2017. Para colmo, hoy me entero de que la inflación interanual en nuestro país, es del 3%. Como verá señora Ministra, el algodón no engaña, usted sí cuando intenta convencernos, a los pensionistas, y a la totalidad de los españoles en general, de lo justo o de la dignidad de una revalorización de las pensiones en un 0,25%.

Señora ministra, le voy a ser sincero. Con todos mis respetos por el cargo, e independientemente de que le aconseje humildemente volver al colegio para aprender a hacer cuentas, a usted y a algunos más, y siendo razonable, le pediré que, para el próximo año, si aún no he dejado este mundo para de ir a criar malvas, no me envíe la cartita para anunciarme la revalorización de mi pensión, en mi caso es un gasto innecesario dado que la puedo descargar online, ahorrándolo así a las arcas de su Ministerio o del Estado, teniendo en cuenta que el coste del mencionado mailing casi se podría comparar con el mísero importe por revalorización de mi pensión. Evidentemente, también puede entender que la función propagandística o electoralista de la que apesta la carta, no es en absoluto de mi interés, todo lo contrario, su efecto conmigo es radicalmente nulo, incluso opuesto a dicha intención. O sea que en lo que me concierne, se lo puede ahorrar, y así dejarse de hipocresías, vamos, que no lo digo de otra manera porque soy una persona educada, créame, resulta indignante que piensen que los pensionistas somos parte de un rebaño manipulable.

Está muy claro que una subida (revalorización es demasiado pomposo) del 0,25% de las pensiones no sólo es una auténtica miseria, y que por supuesto contribuye a incrementar la pobreza en nuestro país. Un 0,25% no suma señora Ministra, resta, es menos y no más, por mucho que se empeñe, que se empeñen ustedes políticos del PP en argumentar lo contrario, por la simple razón de que todo sube mucho más que ese porcentaje, las facturas eléctricas, entre otras, son una clara prueba de ello, pero no son las únicas. Pero por si tampoco lo ha entendido bien, los pensionistas españoles, conscientes de la situación que atraviesa el país, en gran parte debida a la pésima gestión de los últimos Gobiernos, no estamos mendigando, ni reclamando más de lo que en justicia y buen hacer nos pertenece, simplemente.

Atentamente, 

Antonio Lechugo Vázquez

 
https://www.infolibre.es/noticias/club_infolibre/librepensadores/2017/02/04/carta_pensionista_60696_1043.html

 

Perdida de poder adquisitivo

Según un artículo de Jose Luis bajo en El Economista, los jubilados han perdido un 7% de su poder adquisitivo en los últimos 6 años, ya que las pensiones apenas han subido el 3% y los precios han subido un del 9,8%, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) y teniendo en cuenta la inflación cero en que ha terminado el año 2015.

La pensión de jubilación media en España asciende actualmente a 14.182 euros anuales. Tomando como base esa cantidad, y teniendo en cuenta las variaciones aplicadas en los últimos años por los Gobiernos de Mariano Rajoy y José Luis Rodríguez Zapatero, un jubilado medio cobraba a principios del año 2009, en torno a 13.761 euros, un 3% menos que actualmente. Esa cantidad, si se hubiera ido subiendo conforme al incremento de los precios, ascendería este mismo año a los 14.688 euros, 506 euros más alta que la cifra actual.

En 2010 Rodríguez Zapatero se vio obligado en el año 2010 a anunciar una congelación de gran parte de las pensiones por la crisis de deuda y la necesidad de ajustar el déficit, que en nuestro país se había ido por encima del 11%. De 2011 a 2012 las prestaciones por jubilación apenas se revalorizaron un 1%, con el IPC subiendo el 2%. Con el Ejecutivo del PP, las pensiones han ido revalorizándose un 0,25% anual; primero por Decreto y después por imperativo legal, cuando el Gobierno aprobó una nueva reforma del sistema para impedir que el gasto se disparara (se decidió limitar las futuras subidas al IPC más el 0,25%).

Así, los casi 5,7 millones de beneficiarios de pensiones por jubilación, según los datos del propio Ministerio de Empleo, llegaron exhaustos al año 2013. Solo desde entonces, merced a la recuperación económica, a la menor presión del déficit y a la inflación (negativa en 2014 y del 0 en 2015), los pensionistas han podido recuperar una mínima parte del poder adquisitivo perdido con la crisis.

Pero las pensiones siguen siendo un quebradero de cabeza para los responsables de las cuentas de las Seguridad Social. El gasto supera ya los 135.000 millones de euros anuales, pese a las reformas de Zapatero y Rajoy.

No se ha logrado impedir que esa partida haya crecido en 23.000 millones anuales en apenas cinco años (en los Presupuestos para 2011 se destinaron 112.000 millones al pago de esas prestaciones). El crecimiento de esa partida y la pérdida de reservas de la llamada hucha de las pensiones, ahora por debajo de los 40.000 millones, ha llevado incluso al Gobierno a plantear la posibilidad de que viudedad y orfandad se financien de otra manera. Un debate que se abrirá en la nueva legislatura y que se traducirá, casi con seguridad, en más impuestos… o mayor pérdida de poder adquisitivo.

 

Carta abierta a don Mariano Rajoy

01.02.2017

hace unas fecha,s en un programa de Onda Cero, le entrevistó Carlos Alsina, y a una pregunta sobre las jubilaciones usted dijo que en los últimos tres años no se habían congelado las pensiones y es cierto: ha hecho el sobrehumano esfuerzo de subirlas un 0,25% por año y apostilló diciendo que los pensionistas han vivido demasiado bien hasta ahora, y se quedó tan fresco, no se le cayó la cara de vergüenza, porque creo carece de ella.

Mire usted, señor Rajoy, con todos los respetos que su cargo merece, si los pensionistas como usted dice han vivido demasiado bien hasta ahora me gustaría me explicara como llamaría usted a esto.

Mientras que un trabajador español necesita 35 años de trabajo y cotización a la Seguridad Social para tener derecho a cobrar la totalidad de la pensión, a los miembros del Gobierno les basta con jurar el cargo y acumular siete años de ejercicio para poder obtener la pensión máxima.

Dice usted que Hacienda somos todos: pues mire, mientras que a un jubilado con una pensión de 1.000 euros se le retiene como mínimo una 2% a cuenta del IRPF, a diputados, senadores, y en general cualquier cargo de representación pública, entre el 40% y 75% del sueldo goza de exención fiscal, es decir, no tributa a Hacienda.

¿Dónde está ese dicho tan manido que a usted tanto le gusta, que cuanto más se cobra más se tributa? Mentira.

Señor Rajoy, cuando a un trabajador cualificado o no cualificado después de su periplo de vida laboral le llega la hora de su merecida jubilación no tiene posibilidad de trabajar si quisiera en otra cosa, pues sería incompatible y, en caso de pillarle podría perder su jubilación, mientras que los expresidentes del Gobierno Español, una vez dejan dicho cargo, como el señor González o el señor Aznar cobran una pensión vitalicia de 80.000 euros brutos anuales con cargo a los Presupuestos Generales del Estado y sí es compatible con los sueldos que reciben en Endesa y Gas Natural Endesa a razón de 200.000 euros el señor Aznar y 162.500 euros el señor González, es decir una media de 767 euros diarios, lo que muchos pensionistas no cobran al mes. Esto sí es vivir bien, señor Rajoy.

En otra de sus iluminadas frases dice: que quien engaña a Hacienda estafa a los españoles, y digo yo, como llamaría usted a los que encubren y protegen a esos que de verdad engañan a Hacienda y cometieron fraude fiscal, les brindan una amnistía fiscal y solo pagan el 1% del dinero aflorado.

De trabajo prefiero no hablar porque a usted y a sus colaboradores se les llena la boca hablando de creación de empleo y lo único que de verdad han hecho ha sido destruir el bueno y crear puestos de trabajo basura.

Sobre que la justicia es igual para todos: no. Recientemente un fiscal ha pedido 5 años de cárcel para Oriol Pujol, investigado presuntamente por un delito de apropiación de 4.000 millones de euros y a Alejandro (de Granada) le condenan a seis años de cárcel, por haber pagado alcohol y un batido con una tarjeta falsa. Por no recordarle al señor Bárcenas, señor Bielsa, señor Granados, etc , o al señor Rato al que el juez le archiva una causa por la tardanza de la presentación de un informe por parte de la oficina antifraude.

Señor Rajoy, hágase un favor a usted mismo y a los españoles: suba a la tribuna de oradores del Congreso de los Diputados, dígale por una vez la verdad a los españoles y váyase a su casa.

Abelardo Fernández Fernández.

 

http://www.laopiniondezamora.es/opinion/2017/02/01/carta-abierta-don-mariano-rajoy/981549.html

Carta abierta a Dª Fátima Báñez, Ministra de Empleo y Seguridad Social

ADOLFO BARRENA | 2 febrero, 2018

Sra Ministra:

Leí, oí y ví, las declaraciones que Vd. hizo ayer en las que afirmaba “que las pensiones no habían perdido poder adquisitivo”.

Con todo el respeto he de decirle que Vd. está equivocada. Se lo digo en estos términos porque no me creo que alguien que, como Vd, invoca a la Virgen del Rocío, cometa el tremendo pecado de mentir y vulnerar así el 8º de los mandamientos divinos que, seguramente mejor que yo, ateo y no creyente declarado, conoce.

Afirmaba Vd. que las “cifras son tozudas”. Yo, maestro de matemáticas jubilado, creo que las cifras son exactas, significativas, aportan información y permiten conocer mejor el tema del que se habla.

Verá, Dª Fátima, me permito recordarle que el Gobierno del que Vd. forma parte, mediante el R/Dtº 1045/2013, que puede Vd. ver en el BOE nº 312, de 30 de Diciembre de 2013, (estas cifras y letras no son tozudas, son reales y exactas), decidió que las pensiones se revalorizaban un 0,25 % cada año y así lo han hecho Vds, en los años 2014, 2015, 2016 y 2017.Eso, volvemos a las cifras, supone que las pensiones, en esos 4 años, se han revalorizado un 1 %, que es el resultado de multiplicar 0,25% por 4.

Según dice el Instituto Nacional de Estadística, en esos 4 años, el IPC, no entro ahora en como lo calculan Vds., ha subido un 3 %. Lo cual, perdone que vuelva a las cifras, da una pérdida de poder adquisitivo del 2 % que hemos sufrido quienes cobramos la pensión a la que nos dan derecho las cotizaciones de nuestra vida laboral.Como quiera que, para este año 2018, han reincidido Vds. y han vuelto a revalorizar las pensiones el 0,25 %, y tienen Vds. unas previsiones de subida del IPC por encima del 1,5 %, este año, los y las pensionistas, volveremos a sufrir otra pérdida de poder adquisitivo.

Dijo ayer, además, que “España ha salido de la crisis de una manera justa y social”, lo que, evidentemente tampoco se sostiene. No me diga, Dª Fátima, que no sabe que, al mismo tiempo que aumenta la pobreza se incrementan las fortunas de quienes ya eran ricos. Le recuerdo, Dª Fátima, que según los datos de Hacienda, los beneficios de las empresas han aumentado un 15 % mientras que las rentas salariales han disminuido, que casualidad, el 15 % también.

Así que, Dª Fátima, una de dos. O está Vd. equivocada, o es una mentirosa. En cualquiera de los dos casos debe Vd. dimitir.Debe hacerlo porque es inaceptable que una persona que se equivoca o que miente siga siendo la máxima responsable del empleo y la seguridad social en este país.Justamente el empleo y la seguridad social son las dos cosas más importantes para los trabajadores y trabajadoras de este país, para los activos/as, para quienes sufren el desempleo y para quienes, al final de su vida laboral, dependemos de las pensiones.

 
http://arainfo.org/carta-abierta-a-da-fatima-banez-ministra-de-empleo-y-seguridad-social/